Epilépticos. ¿Pueden Conducir en España?

por | 22 julio, 2018
Epilépticos. ¿Pueden Conducir en España?

Epilépticos. ¿Pueden Conducir en España?

La epilepsia es una conducción neurológica que tiende a limitar diversidad de funciones de quien la padece, cuando una persona es diagnosticada como epiléptica surgen una serie de interrogantes acerca de qué puede hacer con normalidad y qué actividades debe evitar por representar un riesgo tanto para este como para terceros, entre estas actividades está la conducción.

Un tema realmente polémico lo representa el hecho de si los epilépticos deberían conducir o no, en la UE se han tomado previsiones sobre el asunto en cuestión y se han determinado una serie de condiciones que han de cumplirse para que una persona diagnosticada con epilepsia pueda seguir conduciendo sin problemas.

¿Qué establece la ley de conducción sobre los epilépticos?

Algunas modificaciones realizadas en la ley de conducción que entraron en vigencia desde el 2010, permiten que los pacientes con epilepsia puedan conducir, por supuesto que para esto se establecen una serie de aspectos que han de cumplirse como por ejemplo:

  • Demostrar que se encuentran libres de convulsiones u otro tipo de ataque epiléptico durante al menos un año, para avalar esto deberán presentar un informe realizado por su neurólogo, dicho informa ha de presentarse el día que se asista a la obtención o renovación del carnet de conducción.
  • En caso de que el paciente haya presentado crisis de convulsiones en el último año, pero solo mientras duerme, también puede considerarse apto para obtener o renovar el carnet de conducción, según ley española.
  • De igual forma, aquellos pacientes con crisis epilépticas que no afectan sus condiciones motoras o en la conciencia, también pueden obtener el carnet de conducción sin problemas.

Precauciones para conductores que han presentado convulsiones.

  1. Evitar conducir en horas nocturnas.
  2. Evitar la conducción por largos periodos sin tomar ningún descanso.
  3. Informarse acerca de todo lo necesario sobre su enfermedad, esto facilitará la toma de previsiones respecto a esta.
  4. En caso de sentir algún síntoma mientras conduce, por mínimo que parezca, debe detenerse en un lugar seguro.
  5. Jamás cambiar o suspender la medicación sin consultarlo con su médico.
  6. Evitar exponerse a situaciones desencadenantes de crisis convulsivas, de allí la importancia de informarse sobre su enfermedad.
  7. Nunca ocultar una crisis o algún síntoma a su neurólogo.
  8. No conducir durante las primeras semanas de un nuevo tratamiento o tras la suspensión de estos.

Es importante que los pacientes diagnosticados con epilepsia tomen todas las previsiones para evitar representar una amenaza para ellos mismos o para quienes se crucen en su camino mientras están al volante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.